Era más grande el muerto – Luis Miguel Rivas

De este libro ya había hablado en el canal sin spoilers, aquí les dejo el video para que lo mires si no lo has leído y no te lo quieres dañar:

La idea, como algun@s lo saben, es en esta página hablar con un poco más de detalles sobre los libros y con este libro, haré lo mismo. Obviamente, sin tantísimo como para arruinarles el final, pero al menos para explicarte lo que no me gustó tanto con algunas citas y comentarios.

Empecemos con algunos detalles…

Resulta que para mi fue muy llamativo el hecho de que estos chicos de Villalinda encuentran la posibilidad de vestirse muy bien a consecuencia y «gracias» a los otros pelados que van matando o se van matando ya que estos jóvenes, en su mayoría, se ven seducidos por el dinero rápido y la riqueza por otros medios al que muchos de sus padres tal vez les hayan inculcado.

Hay situaciones, como se puede intuir, de gran tensión, sobre todo cuando uno de estos dos, el narrador y su amigo, al comprar la muda de ropa completa de uno de los pelados involucrados en estas «vueltas» al cual le decían el Gurbio. Y claro, se lo encuentran los que lo mataron y casi que creyéndose víctimas de una alucinación o de un fantasma, lo persiguen hasta que bueno, milagrosamente se aclara de cualquier forma la situación, pero en serio que a lo largo de la narración uno se emociona demasiado y teme casi que a cada palabra de la narración; tensión que el narrador sabe manejar y dosificar, según mi opinión.

Portada de su edición en SeixBarral

Como estos chicos son jóvenes son bien ingeniosos, y uno de ellos logra casi que timar a unos jóvenes investigadores que están haciendo un trabajo para su universidad o para un programa, probablemente para las dos producciones, y se vende como el más de los más; lo cual fue muy divertido y algo cínico ya que refleja esa viveza de ese lugar tan propio como Villalinda que muchos relacionan con la ciudad de Medellín o algunos de los pueblos en cuyas dinámicas encuentran similitudes.

«Descargó el bolso en un taburete y siguió hacia el fondo de la casa, Acomódense donde puedan, muchachos, que ya vengo. Volvió al momentico con copas y un vaso de agua y les abrió espacio corriendo papeles y cosas como pudo. Sirvió, se tomó su trago, fue al equipo, puso un casete y empezó a sonar Garufa, pucha que sos divertido«

Siendo tan chicos, son también unos enamorados y quieren impresionar a las niñas lindas y uno de estos logra volverse amigo de Lorena, quien paradójicamente termina «enredada» con uno de estos hombres dedicados y enriquecido gracias al desarrollo de actividades ilícitas (si lo han leído entenderán porqué es paradójico); y su final es increíble… Mejor dicho. Tengo que confesar que me iba pareciendo un poco aburrido que esta historia que tiene tantas cosas novedosas para mi experiencia como lectora, se fuera perfilando a algo casi que de amor y algunos de los capítulos dedicados a hablar de lo encantadora y perfecta que era Lorena, se me tornaba a veces cansino, hasta que tenemos un giro impresionante.

«Sí, doctor, estuvo muy bien lo de la tumbada de la orden de captura, muchas gracias por el favorcito.-Don Efrem se veía incómodo.»

Uno de esos narcos se llama o se conoce como Don Efrem y es ese típico y casi que caricaturizado traqueto que a veces se vuelve muy chistoso, que todo lo quiere comprar, que es impulsivo y que por creer que tiene plata puede tenerlo todo pero no tiene algo que muy pocos tienen y es buen gusto y modales; pues como está acostumbrado a tenerlo todo se vuelve vulgar y violento cuando no es necesario serlo. Siendo así, contrata a un hombre que le enseñará cultura y bueno… se imaginarán el espectáculo y los aprietos, jajajaja.

Y ya, no más detalles para que si no lo han leído y llegaron hasta aquí, vayan y lo lean, en serio se van a divertir, van a sufrir, tendrán muchas referencias y muchísimo qué pensar puesto que toca demasiados temas.

Encuéntranos en YouTube

Audiocuentos
Hablando de libros

Únete a nuestro club de lectura y a nuestras redes

https://linktr.ee/Barraliteraria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.