El ruiseñor y la rosa - Oscar Wilde

DATOS GENERALES

 

TÍTULO: El ruiseñor y la rosa.

TÍTULO ORIGINAL: The nightingale and the rose. 1888.

AUTOR: Oscar Wilde.

FORMATO: Libro Cuentos de Oscar Wilde.

EDITORIAL: Panamericana.

 

RESEÑA Y OPINIÓN

El ruiseñor y la rosa es uno de los cuentos más conocidos de Oscar Wilde, el cual nos narra la historia de un ruiseñor que, al saber la que la felicidad de un chico depende de conseguir una rosa roja para llevársela a una bella jovencita, y que esta sencilla rosa roja significa el sí para ir juntos al baile que se dará esa noche, se apropia de el problema y se vió motivado a ayudarlo.

El ruiseñor sale a buscarla, en cada parte que ve flores les pregunta y todos le indican que nadie más se la puede dar sino un rosal, el cual le ofrece un terrible trato. El ruiseñor acepta el trato puesto que implica cantar toda la noche; lo terrible de este trato es que esta melodiosa y hermosa ave tiene que apretar su pecho con una espina del rosal mientras le canta a la luna. El ruiseñor, con el único fin de estar en favor del amor y de ayudar al chico a aliviar su tristeza, se somete.

El ruiseñor empieza a cantar, y cada vez se tiene que ir aprentando más y más contra la espina; hasta el punto de que cuando amanece se apaga su canto y la espina atraviesa su corazón. Como fruto de este bello sacrificio sale la rosa más roja que se haya visto, y cae junto a la ventana del joven. Este, como creyendo un golpe de suerte, arranca la rosa y se la lleva a la jovencita de la cual está enamorado.

Hasta el momento, la historia va muy bien, aunque triste por la muerte del ruiseñor en su noble acto. La chica lo desprecia diciendo que esta rosa roja no hará juego con su vestido azul y que, además, ya había aceptado ser la pareja de baile del sobrino del chambelán. El joven sale furioso del lugar, pues le llama ingrata y ella le dice que al fin y al cabo el es un don nadie.

Lo peor del asunto es que el chico se desilusiona del amor, y peor aún, arroja la rosa a una cuneta y un carro le pasó por encima. Es demasiado triste.

Ahora para hablar un poco de lo que yo opino al respecto de este cuento, me parece un cuento hermoso y demasiado triste, pues si este estúpido puberto supiera lo que su amigo hizo para obtener esa rosa tan roja y tan bella, de seguro ni le hubiera importado tanto si esta chica accedía a salir con él o no. Aunque, eso le lleva a uno a reflexionar que muchas veces por nuestra terquedad en ciertos actos o momentos, no vemos lo que hay más allá de esas simples cosas, y que sería importante pensar que las cosas que creemos tan importantes no lo son, o que se ven tan simples son el más grande acto de amor.

Para finalizar y hablar más del autor, yo siento que Oscar Wilde es un hombre con tanto amor para dar...

Recomiendo demasiado leer este cuento y ojalá sientan tanto como yo. Si ya lo leíste, deja tu comentario. Muchas gracias por leer y por compartir.

 

Imagen tomada de google con derecho de reutilización.