×

Error

Youtube module: Couldn't get data because API incorrect or empty resource. Please check again module setting.

Allá en Michigan - Ernest Hemingway

 

DATOS GENERALES

Título: Allá en Michigan.

Título original: Up in Michigan.

Año de publicación: Three Stories and Ten Poems (1923)
The Fifth Column and the First Forty-Nine Stories (1938)

Año de publicación del libro: Cuarta edición, septiembre 2011.

Edición: De bolsillo.

 

RESEÑA

La historia es contada por un narrador omnisciente. Sus personajes son Jim Gilmore, Liz Coates y los señores Smith. 

El relato inicia introduciéndonos a Jim Gilmore como un hombre que viene de Canadá y que compró una herrería en Hortons Bay. Es un hombre al parecer atractivo más por el hecho de que no parecía un herrero que por otra cosa, al menos para Liz, por lo que se percibe en la narración.

Después, nos cuentan que Liz es una mujer jóven que trabaja en la casa del señor y la señora Smith, a esta casa va Jim a comer. También nos dice de Liz que es una mujer muy pulcra y muy organizada, toda una señorita; y que piensa mucho en Jim, aunque el no piense en ella.

El hecho fundamental de esta narración, o la acción, ocurre una noche de otoño, en la que llegan a la casa de los Smith, el señor Smith, Jim y dos amigos más que se habían ido de caza por algunos días; y llegaron celebrando lo bien que les había ido. Liz estaba muy contenta de volver a ver a Jim.

Esta noche, después de tomar mucho whisky por motivo de la celebración y el regreso, quedan solos en la cocina Liz, quien fingía leer aunque no paraba de pensar en Jim, y Jim se dirigió hacia la cocina donde vió a la linda, formada y adulta Liz. 

Después de besarsen acaloradamente en la cocina de los señores Smith, Jim invita a Liz a dar un paseo, tarde en la noche y Jim un poco ebrio. Aunque Liz estaba asustada de lo que fuera a pasar, que se lo imaginaba muy bien, quería que pasara y no desaprovechar la oportunidad de irse con el hombre que tanto le gustaba a caminar.

Allí, en una especie de muelle al lado del lago, Jim tiene relaciones sexuales con Liz a la fuerza y se queda dormido sobre ella. Liz queda un humillada, conmocionada y "entumecida", lo arropa con esmero y lo deja allí dormido. Ella se pierde entre los árboles mientras se dirige hacia la casa.

"Una fría neblina ascendía desde la bahía a través de los bosques." página 115.

MI OPINIÓN

Quiero decir que la primera vez que leí este cuento, me gustó de inmediato. No entendía cómo un hombre podía hacer el retrato tal cual somos algunas mujeres. Pues hay algunas que cuando están enamoradas o cuando alguien les gusta mucho,son capaces de soportar todo tipo de actos provenientes de aquella persona que aman. Como es el caso de Liz, que en su pulcritud, limpieza e ilusión, soporta este tipo de comportamientos en "contra" de su voluntad por la ilusión de tener a este hombre tan diferente a los que esta acostumbrado, un hombre que no aparenta ser un herrero y ser un campesino como los demás. 

Esto dicho anteriormente, se evidencia al arroparlo con esmero con el buso o saco que ha sacado para ella cubrirse del frío, y lo deja allí. Pues otra, ni hubiera accedido a ir de paseo con él a esa hora y bajo las condiciones en la que este se encontraba, pues habían bebido mucho whisky.

Cuando pongo en "contra" entre comillas, es porque en el transcurso del relato somos testigos de que ella piensa que no es bueno ir y aún así accede, de que le da miedo que el la toque en ciertas partes donde no deben tocarse, aún, pero lo desea. No estoy justificando lo que le pasa, pero casi siempre es lo que puede pasar cuando te vas de paseo tarde de la noche con un borracho.

Después de leer este cuento y quedar fascinada, retomé un programa de radio de la Universidad Pontificia Bolivariana en la que el escrito Memo Anjel habla sobre Ernest Hemingway, y coincidí con el en que conoce y sabe cómo retratar las mujeres. El programa del que hablo está en: 

Y además de coincidir, entendí porque, a mi modo de ver, había retratado tan bien este momento y esta escena, que aunque grotesca y un traumática para una mujer, estpa muy bien contada.

Quise escribir en la reseña, la última frase con la que termina el cuento, porque la primera vez no entendía muy bien la figura de la neblina a través de los bosques. Pero pensando muy bien, podemos ver la frialdad del momento y tal vez lo vacía que queda Liz, lo triste y desilusionada después de esta violación a su cuerpo, su ilusión y la imagen que tenía de este hombre que le emocionaba  tanto ver por lo diferente, que sólo decide adentrarse en el bosque para regresar a su casa, del lugar que tal vez no debío haber salido con este hombre. Que tal vez sigue siendo diferente pero peor que todos los que ha visto en el pueblo.