La corista - Anton Chejov

Autor: Antón Pavlóvich Chéjov.

Cómpralo: Amazon (kindle)
Fecha de publicación: 1886.

Este cuento nos relata una historia muy particular. Se encuentra una corista (Pasha) en su casa con su amante (Kolpakov) un día muy común entre estos amantes, pues habían acabado de comer y Kolpakov estaba algo incómodo... Repentinamente tocan a la puerta y Kolpakov le dice que la abra, que tal vez son sus amigas o un cartero; Pasha abre la puerta y encuentra a una mujer muy elegante y sobresaltada, por la rojez de sus ojos se nota que estuvo llorando; esa elegante mujer era la esposa de Kolpakov.
 
Le pregunta por su marido frente a lo que Pasha se queda casi muda y le cuesta responderle que no esta, que se equivoca; la mujer le insiste que no la crea boba que ella sabe que ahí esta su marido que lo necesita para algo urgente; ante el nerviosismo de Pasha, la esposa le dice que por su culpa va a perder todo, pues se descubrió un desfalco en la oficina de Kolpakov (se había gastado mucho dinero y no le pertenecía) y que igual lo iban a sacar de allí arrastrado.

Frente a esta situación Pasha continua negándolo. La mujer, tal vez frustrada, le dice que lo único que necesita es 900 rublos (que es lo que deben) para que, ni ella ni sus hijos, queden en la cárcel, que no le pide dinero sino las joyas que su marido le ha regalado; Pasha le responde que él no le da joyas y le muestra las dos únicas joyas (y de poco valor) que éste le ha regalado. Es tanta la presión y desespero que la mujer ejerce sobre Pasha que termina entregándole todas las joyas que poseen (que le han regalado sus otros amantes). La mujer se va.
 
Es tanta la "pena" por poner a sus esposa en esta situación - pues le pareció humillante que su esposa estuviera a poco de arrodillarse ante Pasha "esta mujerzuela" como la llama - que sale del lugar dejando a Pasha llorando desesperadamente por lo sucedido.
 

        "-No, nunca me lo perdonaré. ¡Nunca! ¡Apártate de mí... canalla! -gritó con asco, haciéndose atrás y alejando de sí a Pasha con manos temblorosas-. Quería ponerse de rodillas... ¿ante quién? ¡Ante ti! ¡Oh, Dios mío!

Se vistió rápidamente y con un gesto de repugnancia, tratando de mantenerse alejado de Pasha, se dirigió a la puerta y desapareció.

Pasha se tumbó en la cama y rompió en sonoros sollozos. Sentía ya haberse desprendido de sus joyas, que había entregado en un arrebato, y se creía ofendida. Recordó que tres años antes un mercader la había golpeado sin razón alguna, y su llanto se hizo aún más desesperado."

 

Debo decir que este cuento se suma a la lista de los cuentos que más me gustan de Chéjov. Nos expone una situación en la que es tanta la presión del episodio, que las reacciones no se pueden predecir, pues yo, mientras sentía con cuanta insistencia esta mujer le pedía joyas, a la amante de su marido, para poder cubrir la deuda de su marido con el fin de que no los echaran a la calle a ella ni a sus hijos, pensé que tal  vez era una mujer que la quería robar; pero al leer el final me dí cuenta de que sólo era una mujer que quería salvar su lugar. y que, es probable, aún amara a ese hombre infiel. Y es una reacción esperada de él, tal vez para él Pasha no tenía el suficiente valor como para quedarse y dejar ir a su esposa y para que no le doliera lo sucedido.

En fin, recomendado. Mi calificación en goodreads fue cuatro de cinco estrellas.


Escucha el audio cuento y no olvides suscribirte a nuestro canal.