Sobre Yukio Mishima...

Yukio Mishima
 
Dentro del libro de Javier Marías Vidas escritas, en el capítulo Yukio Mishima en la muerte, traigo las siguientes citas:
 
 
     "Esta fascinación erótica por los viriles cuerpos torturados, despedazados, despellejados, trinchados o asaetados, marcó a Mishima desde la adolescencia."

     "A su hombre de confianza y posible amante, Masakatsa Morita, le había pedido que lo decapitara con la valiosa espada en cuanto él se hubiera abierto las tripas, sin dejarlo sufrir demasiado. Pero Morita (que también iba a hacerse el harakiri luego) falló al golpe nada menos que tres veces, rajándole los hombres, la espalda y el cuello, pero sin acertar con la cabeza..."