Una rosa para Emily - William Faulkner

 

TÍTULO ORIGINAL: A rose for Emily

AÑO DE PUBLICACIÓN: 1930.

 

Este cuento nos narra la historia de la señorita Emily Grierson e inicia relatando su muerta y desde allí nos lleva hacia su historia familiar. Según nuestro narrador los Grierson siempre se han creido más de lo que significan para la sociedad sureña de los Estados Unidos, y al momento del fallecimiento de Emily era la única Grierson que se supiera con vida. 

Sabemos que es una mujer aparentemente de carácter fuerte, que le gusta estar sola ya que no recibe visitas más allá de la que recibió por parte del distrito cuando le querían hacer pagar los impuestos, a lo que ella siempre aseguró que estaba exenta de pagarlos debido a que hacía muchos años (cuando ella era muy joven) el coronel Sartoris había inventado un cuento en el que el padre de Emily les había prestado mucho dinero por lo cual estarían libres de los impuestos; sin escuchar lo que los funcionarios tenían que decirle ella le dice a su sirviente (que es negro) Tobe que por favor los acompañe a la salida.

También vemos que su padre era un hombre muy celoso con ella ya que no permitió que ningún hombre la pretendiera, por lo cual ella se quedó sola, incluso por eso se cree que no iba a dejar sacar el cadáver de su padre sino hasta tres días depués que las autoridades pudieron entrar para llevárselo y hacer todo el ritual funerario, yo más bien creo que era por miedo a quedarse sola en el mundo ya que la vida con su padre era lo único que tenía aunque se sabía que tenía familiares vivas en esa época, primas y tías.

Y lo más impactante que reaparece el final es la historia con Homer Barron, este era un contratista que tenía una cuadrilla de hombres trabajando para arreglar las aceras de Jefferson  y que la pretendió por un tiempo, todo el pueblo pensó que al fin Emily iba a tener con quien envejecer fuera de su sirviente Tobe, pero de un día para otro sólo se supo que Homer le hizo la última visita a Emily y no se le volvió a ver nunca más. Dentro de los comportamiento raros de Emily se tenía registrado el día en que fue a la farmacia preguntando por remedio para ratas, aunque termina pidiendo cianuro, sin dar muchas más explicaciones el farmaceuta se lo envía con uno de sus empleados y como para dejar registro le pone que es para ratas ya que él debía tener la información de a quién se le vendía cianuro y los motivos. 

Hasta este momento una empieza a atar cabos y dice bueno lo iba a envenenar pero el cuerpo de Homer no aparece y no es que vaya algún familiar suyo tiempo después a buscarlo por lo que uno diría ¿qué pasó entre estos dos?

Es al final de la narración que nos damos cuenta que el esqueleto de Homer, de quien sabe cuanto tiempo, pegado a la cama (se había descompuesto allí) en la que al parecer Emily dormía todas las noches con él puesto que encuentran cabellos color gris al lado de él, y la almohada tenía la huella de una cabeza lo que lo hace a uno deducir que efectivamente sí dormía con él ya que eso solo pasa si es frecuente el estar en esos lugares por que van tomando las formas.

Es un cuentazo que todo el mundo debería leer,

la reseña.